Circular informativa

23 | Ene | 2013 | Asesoría de empresas, Legal

DECLARACION SOBRE BIENES Y DERECHOS EN EL EXTRANJERO A 31 DE DICIEMBRE DE 2012

Estimados clientes,

Les informamos que los contribuyentes tendrán que informar en el primer trimestre del 2013 sobre los bienes y derechos que tienen en el extranjero a 31 de diciembre de 2012, tanto cuentas en entidades financieras, como bienes inmuebles, valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionados u obtenidos fuera de España.

Con carácter general

La nueva Ley 7/2012 antifraude establece una nueva obligación de declarar todo tipo de bienes y derechos situados en el extranjero. El Real Decreto 1558/2012 que desarrolla esta obligación, detalla que el plazo para el cumplimiento de dichas obligaciones se extenderá a lo largo del primer trimestre de cada ejercicio. En este desarrollo reglamentario se detallan también los datos que habrá que declarar de cada bien o derecho, el umbral (50.000€) de la suma de importes de cada grupo de bienes o derechos por debajo del cual no habrá que presentar la declaración o qué se entiende por dato y por conjunto de datos a efectos sancionadores.

¿Quiénes están obligados?

Personas físicas y sociedades residentes en territorio español, los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes, las comunidades de bienes, sociedades civiles, herencias yacentes, están obligados a presentar una declaración informativa anual referente a la totalidad de las cuentas de su titularidad, o en las que figuren como representantes, autorizados o beneficiarios, o sobre las que tengan poderes de disposición, o de las que sean titulares reales, que se encuentren situadas en el extranjero, abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio, a 31 de diciembre de cada año.

Atención. Dicha obligación también se aplica a quienes hayan sido titulares, representantes, autorizados, o beneficiarios de las citadas cuentas, o hayan tenido poderes de disposición sobre las mismas, o hayan sido titulares reales en cualquier momento del año al que se refiera la declaración.Las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.

La información a suministrar se referirá a cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones a plazo, cuentas de crédito y cualesquiera otras cuentas o depósitos dinerarios con independencia de la modalidad o denominación que adopten, aunque no exista retribución, y debe incluir:

a. La razón social o denominación completa de la entidad bancaria o de crédito así como su domicilio.

b. La identificación completa de las cuentas. c. La fecha de apertura o cancelación, o, en su caso, las fechas de concesión y

revocación de la autorización. d. Los saldos de las cuentas a 31 de diciembre y el saldo medio correspondiente al último

trimestre del año.

Atención. No existe obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando los saldos a 31 de diciembre no superen, conjuntamente, los 50.000 euros, y la misma circunstancia concurra en relación con los saldos medios. En caso de superarse cualquiera de dichos límites conjuntos debe informarse sobre todas las cuentas.

Tampoco existe esta obligación respecto de las siguientes cuentas:

a) Aquéllas de las que sean titulares personas jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, así como establecimientos permanentes en España de no residentes, registradas en su contabilidad de forma individualizada e identificadas por su número, entidad de crédito y sucursal en la que figuren abiertas y país o territorio en que se encuentren situadas.

b) Aquéllas de las que sean titulares las personas físicas residentes en territorio español que desarrollen una actividad económica y lleven su contabilidad de acuerdo con lo dispuesto en el Código de Comercio, registradas en dicha documentación contable de forma individualizada e identificadas por su número, entidad de crédito y sucursal en la que figuren abiertas y país o territorio en que se encuentren situadas.

c) Aquéllas de las que sean titulares personas físicas, jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, abiertas en establecimientos en el extranjero de entidades de crédito domiciliadas en España, que deban ser objeto de declaración por dichas entidades, siempre que hubieran podido ser declaradas conforme a la normativa del país donde esté situada la cuenta.

Plazo de la obligación de información

Esta obligación debe cumplirse entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a suministrar.

Atención. La presentación de la declaración en los años sucesivos sólo es obligatoria cuando cualquiera de los saldos conjuntos hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 euros respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración.

En todo caso es obligatoria la presentación de la declaración cuando se deje de tener la condición de titular, representante, autorizado, beneficiario, persona con poderes de disposición o titular real.

No existe obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando los saldos a 31 de diciembre no superen, conjuntamente, los 50.000 euros, y la misma circunstancia concurra en relación con los saldos medios. En caso de superarse cualquiera de dichos límites conjuntos debe informarse sobre todas las cuentas.

Para cualquier duda o aclaración pueden contactar con nuestro despacho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *